domingo, 15 de mayo de 2011

CORRAMOS EL RIESGO DE EQUIVOCARNOS, Y NO COMETAMOS LA EQUIVOCACIÓN DE NO ARRIESGARNOS...